Post

Cierre de Dub Vendor. El fin de una era. 1

Posted on 2 noviembre, 2011 in Sin categoría by inyaki

Quizás quienes no me conozcan en persona ( y mi sentido del humor ) se hayan tomado literalmente lo de la ” reggaeología “! ( “reggaeology”  es un juego de palabras en referencia a la ” ghettology ” del gran Sugar Minott ).

Leo en los comentarios referencias a “aprender”… como si esto fuese un curso académico! No soy ningún profesor. Tampoco soy uno de esos  músicos con una perspectiva limitada por mi profesión ( de hecho ni he estudiado teoría musical ni tan siquiera se  leer música ) y diferente de cualquier otro oyente. Como ya dije ante todo me sigo considerando un fan de la música.

En mi primera entrada quiero rendir un pequeño homenaje a las tiendas de Reggae, lugares donde he pasado miles de horas y lo que significan para mí.

Hace unas semanas cerró, 35 años después de su inaguración, Dub Vendor, la tienda de Reggae más emblemática de Londres. Para mí es un día triste que refleja una desoladora realidad y el fin de una era.

Empecé a comprar discos en Dub Vendor a principios de los años 80 por correo desde Bilbao. Eran mis tiempos de estudiante y de escaso conocimiento sobre el Reggae pero con una inagotable ilusión por conseguir discos originales, escucharlos sin parar y aprender. Años más tarde, cuando vine a Londres por primera vez en 1985 no tenía ningún interés en visitar el Big Ben o el Palacio de Buckingham. Las tiendas de discos de Reggae eran la verdadera Meca para mí! Y Dub Vendor el sítio que más quería visitar.

Por entonces Dub Vendor tenía 2 tiendas. En la de Ladbroke Grove – la tienda pequeña original debajo de las vías del tren – experimenté lo que es una línea de bajo de Reggae por primera vez… buff ! Eso es lo que había leído en revistas pero nunca había “sentido” en mi cuerpo. El legendario Redman estaba sirviendo detrás del mostrador, con su expresión seria, pinchando los últimos discos (nadie los llamaba vinilos aún, eso sería más tarde con la aparición de los CDs) recién llegados de Jamaica. La persona detrás del mostrador cortaba los temas enseguida al pincharlos, no permitía que un tema sonara más de 30 segundos. En ese tiempo los clientes tenían que decidir si les gustaba o no. Si lo querías comprar, levantabas la mano! Toda esto era desde luego una experiencia nueva para mí!

Esa primera visita coincidía con una escena de Reggae que estaba siendo sacudida por un terremoto sonoro llamado “Sleng Teng” y la consiguiente revolución ‘digital’ ( aunque no era realmente digital pero eso lo trataré en otra entrada ). Era el sonido del momento, muy distinto a lo que yo conocía en la desconectada e inexistente escena nacional. Nosotros estábamos todavía empezando a descubrir las extensas discografías de Dennis Brown, Heptones, Big Youth, Augustus Pablo o Gregory Isaacs y aún no teníamos ni idea de nombres como Echo Minott, Papa Levi o Tenor Saw.

Unos años después me fuí a vivir a Londres y la visitaba semanalmente. Repasaba el catálogo mensual al que estaba subscrito (y recibía por correo) donde anotaba lo que quería comprar. Siempre lo que me interesaba y deseaba comprar era más, muchísimo más, que lo que  me permitía mi economía.

Catálogos de Dub Vendor

Según entraba en la tienda miraba con fascinación juvenil las paredes cubiertas de discos (singles de 7”) repasando mentalmente los títulos, los artistas y los distintos diseños (algunos reconocibles enseguida, otros nuevos) de las galletas (labels) de los distintos sellos discográficos. El título escrito a mano con rotulador .

Después llegaba el momento de la difícil decisión: ¿qué comprar con mi limitadísima cantidad de dinero? .Había que decidirse: el nuevo álbum de Frankie Paul o Admiral Tibbet o si no tres recien editados “Pres” (“pre-releases”, o sea, los singles de 7” pulgadas prensados en Jamaica y aún no editados en Inglaterra), que al ser importados son más caros o quizas cuatro singles clásicos de los años 70 reeditados con sus respectivos dubs (en las caras B!) o quizás dos Disco’45s (así se han llamado siempre a los maxi-singles de 12 pulgadas que van a 45 rpm y no a 33 como los álbumes, por tanto con mayor rango dinámico, mejor sonido, pero más caros).

Continuará…….

Tienda de Clapham Junction en los años 80 / Bolsa original de Dub Vendor

Dub Vendor closing. The end of an era. 1

Perhaps those who do not know me in person and aren’t familiar with my my sense of humor have taken literally the “reggaeology” thing! (“Reggaeology” is a pun referring to the great Sugar Minott’s “ghettology”).

I read in the comments some mentions to “learn”…  as if this was a university! I’m hardly a teacher. I’m neither a musician with a limited professional point of view (in fact I never studied music theory and can’t even read music) and different from any other listener. As I said before I still consider myself a music’s fan more than anything else.

In this my first post I want to pay a small tribute to the Reggae shops, places where I have spent thousands of hours, and what they mean to me.

A few weeks ago Dub Vendor, the celebrated London Reggae store, closed after 35 years in bussines. For me it is a sad day which reflects a stark reality and the end of an era.

I started buying records from Dub Vendor in the early 80′s by mail while still leaving in Bilbao. These were student days, very little cash and not much knowledge about Reggae but an endless enthusiasm to buy records and learn. Years later, when I came to London for the first time in 1985, I had no interest in visiting the Big Ben or Buckingham Palace. The Reggae record stores were the real Mecca for me! And Dub Vendor was the place I really wanted to visit ..

Dub Vendor had 2 shops then. At the Ladbroke Grove branch – the original record shack under the train tracks – I experienced for the first time what a reggae bass line sounded like… wow! The legendary Redman was serving behind the counter, his expression looked serious to me, playing the latest releases freshly arrived from Jamaica. Firs thing that surprised me was that the person behind the counter wouldn’t play more than 30 seconds of a record and customers would decide on the spot if they liked it or not. A whole new experience for me!

That first visit coincided with the arrival on the Reggae scene of Sleng Teng. Digital Reggae had shaken the jamaican music scene like a musical earthquake. It was the sound of the moment, very different from what I knew back home in my disconnected out of contact. I was just learning at the time about the extensive discographies of Dennis Brown, Heptones, Big Youth, Augustus Pablo and Gregory Isaacs and had never heard names like Echo Minott, Tenor Saw and Papa Levi.

A few years later I moved to London and tried to visit each week. Always carrying the monthly catalogue  that I was subscribed to (received by mail) where I’d write down what I wanted to buy or listen to. My wants list was invariably more, much more, than what my precarious finances allowed me.

As soon as I entered the premises I looked with a youthful fascination the walls covered with 7” singles, mentally reviewing the titles and artists (handwritten) and the different designs of the many labels (some immediately recognizable while some were new).

Then the time came for the difficult decision: what to buy with my very limited amount of money? Had to decide: Frankie Paul’s latest album or four singles reissued from the 70s (with dub versions on the B sides!) or maybe only three ‘Pres’ (JA presses still not released in England) which where imports and as such more expensive or perhaps two Disco’45s (12 inches).

To be continued…

 
3 Comments for this entry

Pingback: Reggae.es » Cierre de Dub Vendor. El fin de una era. 1

Fran
6 noviembre, 2011
17:41

Hola Inyaki, soy Fran (UHURU en bob-marley.es). Decirte que me gustó y me entristeció esta entrada. Me sonaba el nombre de la tienda (creo que de oírtela nombrar), pero no sabía nada. Supongo que lo que motivó el cierre fueron las descargas ilegales, algo de lo que ya hemos discutido (en el buen sentido). Dejé de lado esa práctica (que compaginaba con la compra de CD’s originales) desde que quebró un sello del que era cliente (de esto hace aproximadamente un año). Hoy en día compro menos (por el tema de la crisis) y siempre por internet (ya sé que no es lo mismo). “The Mystic World of Augustus Pablo” fue lo último (ya está en camino). Me alegra mucho ver tu blog en marcha y aprender de tus historias. Un saludo.

Reply

Pingback: Reggaeology Corner – Cierre de Dub Vendor. El fin de una era. 2ª parte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>